Portal de Estimulación Cognitiva para Adultos

0

¿Por qué compararse con los demás no hace feliz?

Tal vez pienses que compararse con los demás es positivo porque te ayuda a decidir qué tipo de persona deseas ser. Si te comparas con el resto de tus compañeros de clase o del trabajo y descubres que trabajan con más motivación que tú, podrías descubrir que necesitas cambiar tu punto de vista sobre tus estudios o trabajo. Si te comparas con tus amigos y descubres que son más responsables y madrugan más que tú, podrías decidir que necesitas modificar tu rutina diaria para ser más productivo y feliz. Sin embargo, compararse con los demás no hace más feliz a nadie. Te contamos por qué.

Aunque se haga con frecuencia, compararse con los demás no resulta bueno para nosotros

No compararse con los demás: tres razones para seguir este consejo

1. Tu situación es diferente a la de los demás

Puede que te estés comparando con los compañeros que tuviste en clase, y que descubras que ellos han avanzado mucho más que tú profesionalmente. Sin embargo, en estos momentos estás en una situación diferente en comparación con ellos. Puede que ellos hayan logrado avanzar más rápidamente en el ámbito profesional, mientras que tú estés avanzando en otro aspecto de tu vida que ellos también necesitarán desarrollar más adelante. Si te comparas con personas que han avanzado rápidamente en un aspecto de la vida en el que tú todavía no has logrado avanzar tanto, te sentirás mal. Es preferible concentrarte solamente en la situación que estás viviendo tú en este momento, y nadie más, y decidir de qué manera podrás agilizar tu avance en estas situaciones, de manera individual, sin que el avance de los demás te genere presión.

2. La vida de los demás no es tan positiva como crees

Si tienes Facebook, es muy posible que estés familiarizado con la manera en que muchas personas publican en sus estados novedades positivas en su vida como el inicio de un trabajo nuevo, su graduación después de tanto esfuerzo en los estudios o el anuncio de una boda o de un embarazo. Las personas publican mensajes positivos sobre su vida en esta red social y también publican imágenes recientes que nos hacen pensar que su vida es perfecta (fotos con amigos o imágenes de viajes por muchos rincones del mundo, por ejemplo). Si prestas mucha atención a este tipo de publicaciones en la red social más popular del mundo, es posible que cierres sesión con la idea de que tu vida no es tan perfecta o mágica como la de los demás. Tal vez te estés equivocando, pues los usuarios de Facebook por lo general no publicarán una foto de su último día de trabajo antes de ser despedidos, de su tristeza al recibir un suspenso en el último examen o incluso del estrés generado por una mudanza. Solamente compartirán la fotografía de su nueva casa en la que todos los muebles y objetos estén colocados en el nuevo hogar.

3. Las personas exitosas hacen comparaciones entre lo que han logrado y lo que desean lograr, mientras que las personas que no son tan exitosas hacen comparaciones entre lo que han logrado y lo que logran los demás

Para ser exitoso es importante ser realista respecto a lo que estamos logrando en estos momentos, y lo que deseamos alcanzar en un futuro cercano. Esta comparación nos ayudará a ser exitosos. Comparar nuestros avances actuales con los avances de los demás no nos hará exitoso, tal y como ha reflexionado el presidente de la Universidad High Point, Nido Qubein. No importa si ganas más dinero que tu compañero de trabajo. Tampoco importa si estás sacando peores notas que tus compañeros de clase, pues la única comparación que te hará feliz es la de tus notas actuales con las notas que deseas conseguir en un futuro cercano.

 

Talleres Cognitiva

FacebookTwitterMeneameRedditDeliciousStumbleUponCompartir
Filed in: Salud Tags: , ,

Share This Post

Recent Posts

© 2017 TALLERES COGNITIVA. All rights reserved.